Obesidad y síndrome metabólico en niños

Dr. Juan Calderón Colmenero
Subjefe del Departamento de Cardiología Pediátrica del Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez  Presidente de la Asociación Mexicana de Especialistas en Cardiopatías Congénitas.

La obesidad humana es una enfermedad de naturaleza compleja y de etiología multifactorial generada por diversos factores genéticos y ambientales En los últimos tiempos la obesidad ha cobrado proporciones epidémicas en vastas regiones del planeta por vertiginosos cambios sociales, demográficos, culturales y económicos, México  no ha sido la excepción. El aumento explosivo del sobrepeso y la obesidad, en nuestro país, también se puede explicar por factores genéticos como el llamado genotipo ahorrador,que permitió a los primeros pobladores de América tener la capacidad de almacenar grasa corporal en un entorno donde el acceso a los alimentos no era tan sencilla ni abundante pero que, con las nuevas condiciones sociales donde existe una  abundancia de alimentos y bebidas de alto contenido energético y pobre valor nutricional, aunado a un entorno donde el sedentarismo es lo predominante, ha  permitido que en un lapso de un siglo, México  alcanzará el primer lugar en obesidad infantil a nivel mundial.

Se conoce que la obesidad está asociada a una serie de morbilidades, como  la hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo 2, alteraciones de los lípidos y un estado crónico de inflamación de baja intensidad, que conforman lo que se denomina síndrome metabólico, síndrome que condiciona un riesgo cardiovascular elevado que puede predisponer que en edades tempranas, se presenten accidentes cerebrales vasculares o infarto al miocardio.  La obesidad es la causa más común de resistencia a la insulina en niños, se asocia también a dislipidemia, diabetes tipo 2 y complicaciones cardiovasculares a largo plazo. La obesidad infantil y del adolescente deben ser una de las preocupaciones principales de la nuestra sociedad, debiéndose considerar que todas las medidas preventivas que se pongan en marcha, tendrán como recompensa el disminuir en las etapas ulteriores de la vida toda una serie de enfermedades que hoy constituyen los más grandes retos a la salud pública en México

El diagnóstico de obesidad se fundamenta  determinado el índice de masa corporal y la  medición de la circunferencia de cintura, cifra que de acuerdo a estudios en los EUA es, reveladora de la cantidad de grasa abdominal cuantificada  ya que en niños de 5 a 17 años se asoció a concentraciones anormales de triglicéridos, colesterol  e insulina. En todo niño con obesidad debe medirse cuidadosamente la presión arterial y realizar estudio de glucosa en ayunas y  perfil de lípidos (colesterol, triglicéridos).

Es importante resaltar que es muy difícil lograr un control adecuado y permanente del sobrepeso, el abandono  del tratamiento es muy común y el objetivo primordial de cualquier tratamiento es coadyuvar a los niños a modificar un estilo de vida no saludable por uno saludable Se debe establecer una serie de medidas encaminadas a modificar en lo sustancial  estilos de vida. La cantidad de calorías consumidas y el balance en la composición de la dieta son factores esenciales para el desarrollo de obesidad, hipertensión, dislipidemia e hiperglicemia. Dentro de las medidas que es importante continuar promoviendo  destacan el alimentar exclusivamente con seno materno al menos los primeros seis meses de la vida y a partir de este momento llevar a cabo una introducción de alimentos (ablactación) adecuada, evitando todas aquellas bebidas con alto contenido de azúcares. Después de los 2 años la dieta adecuada será aquella que aporte las suficientes calorías para mantener el peso ideal, así como menos del 30% de calorías totales  debe provenir de grasas, las proteínas  deben representar entre el 10 al 20% de la ingesta y los carbohidratos entre el 50 y 60%.

Es deseable el consumir un mínimo de 5 porciones  diarias de frutas y vegetales, el eliminar las bebidas con alto contenido de azúcares así como de frituras. Se deben evitar los restaurantes de comida rápida. Un punto a resaltar es el de acostumbrar a los niños a consumir un saludable desayuno todos los días.

Para lograr incrementar el tiempo de actividad física se han establecido diversas estrategias.Es de suma importancia sustituir tiempo de ver televisión por actividad física, es importante limitar la televisión a un máximo de 2 horas por día; Como sociedad debemos tener  las siguientes prioridades: proteger y mantener los espacios abiertos, jardines parques, fomentar la construcción de circuitos peatonales y ciclopistas. Impulsar la adopción de medidas impositivas para alimentos chatarra y bebidas con alto contenido de azúcares así como subsidiar la producción y venta de alimentos nutritivos. Regular campañas de publicidad y mercadeo de alimentos dirigidos a los niños. A nivel escolar debe ser obligatoria la educación física intensa y frecuente, prohibir la venta de alimentos chatarra en tiendas o cooperativas escolares. En el hogar  se debe propiciar la actividad  física en todos los miembros de la familia, limitar las horas de televisión, videojuego ó computadora, limitar el consumo de refrescos.

Bookmark and Share

Deje un Comentario