Muerte Súbita Cardíaca

muerte-subita-cardiaca

Dr. Manlio F. Márquez Murillo, Coordinador de la Alianza contra la Muerte Súbita Cardíaca y Lic. Felipe Hernández, Coordinador del Grupo Salvando Vidas

El término “Muerte Súbita Cardíaca” hace referencia a aquella muerte natural que ocurre de manera inesperada y rápida en menos de una hora de haber empezado los síntomas cardiovasculares. Es un término que todos hemos escuchado alguna vez y que hace referencia a un problema de salud pública a nivel mundial, ya que se informa que representa al menos de 20 a 30% de los decesos de origen cardiaco.

El corazón funciona como una bomba, tiene cuatro cámaras: dos aurículas y dos ventrículos, además estas cavidades funcionan como unidades independientes, dos para el lado derecho (aurícula y ventrículo derechos) y dos para el lado izquierdo (aurícula y ventrículo izquierdo). Con cada latido el corazón recibe y envía sangre a todo nuestro cuerpo. Estos latidos se deben a contracciones del músculo cardiaco producto, a su vez, de pequeñas corrientes eléctricas que estimulan a dicho músculo. La muerte súbita cardiaca se presenta cuando una alteración eléctrica del corazón hace que no se produzcan dichos latidos o que estos sean completamente ineficaces. Entonces el corazón deja de bombear sangre y la presión arterial desciende tanto, que da como resultado la falta de riego sanguíneo a todo nuestro cuerpo. Los principales trastornos del ritmo que condicionan la muerte súbita cardiaca son la Taquicardia Ventricular (TV) sin pulso y la Fibrilación Ventricular (FV). Aunque generalmente estas arritmias malignas se presentan en individuos con corazón enfermo (p. e. aquellos que ya han sufrido un infarto del miocardio o que tienen lo que se conoce como insuficiencia cardíaca), también se pueden presentar en personas que no presentan manifestaciones de alguna enfermedad cardiaca o que incluso su corazón estructuralmente es normal. Esto último se da cuando el individuo es portador de un síndrome hereditario de muerte súbita, de los cuales hay muchos pero el más común es el denominado “Síndrome de QT Largo”.

La Sociedad Interamericana de Cardiología (SIAC) ha conformado una “Alianza contra la Muerte Súbita Cardíaca” que, con el apoyo de múltiples especialistas, grupos de la sociedad civil y personal médico y paramédico responsables de proporcionar entrenamientos en reanimación cardiopulmonar, están muy interesados en difundir información sobre este padecimiento así como medidas que puedan apoyar a un individuo ante un suceso imprevisto de paro cardíaco para evitar la muerte súbita. La Alianza promueve ante la sociedad civil el tomar las siguientes precauciones:

  • Adquirir conocimientos sobre reanimación cardiopulmonar, la cual es indispensable para revertir un paro cardíaco. Estudios indican que al brindar lo antes posible la reanimación cardiopulmonar mediante “compresiones inmediatas efectivas” se le brinda al individuo la oportunidad de restablecer la circulación espontánea. De esta manera, testigos presenciales de una urgencia de este tipo (paro cardíaco súbito) deberían realizar RCP manual sin esperar a que lleguen los servicios médicos, para de esta manera incrementar la oportunidad de reanimación.
  • Fomentar la adquisición de desfibriladores externos automáticos (DEA) para espacios públicos de gran concurrencia, donde el flujo de personas sea considerable como sería el caso de escuelas, centros comerciales, gimnasios, oficinas, unidades habitacionales, etc.Brindar una reanimación cardiopulmonar oportuna y contar con un DEA en un lapso no mayor a 3-4 minutos aumenta la oportunidad de salvar vidas hasta 60%.

La Alianza Contra la Muerte Súbita colabora con grupos encargados de brindar cursos de reanimación cardiopulmonar con compañías que venden desfibriladores automáticos externos y fundaciones que buscan apoyar a los enfermos de algún síndrome hereditario de muerte súbita. En este último sentido, es importante señalar la colaboración con la recientemente fundada SADS-México que es una filiar de la fundación SADS (del inglés Sudden Arrhythmia Death Syndromes).

Todos podemos sumarnos a esta cruzada cuyo único fin es ayudar a salvar vidas.

Deje un Comentario