Una mejor nutrición inicia en casa

Actualmente se piensa que es difícil llevar una  y que implica invertir mucho tiempo en ello. Lo que se recomienda en esta editorial no es tan elaborado, simplemente consiste en modificar las preparaciones de alimentos sustituyendo algunos ingredientes que no son indispensables en nuestra dieta por otros que sí lo son o que son menos dañinos a la salud.

Consejos de cocina:

Grasas

  • Al cocinar utilice técnicas culinarias como cocer los alimentos al vapor, hornear o asar en vez de freir, capear y empanizar.
  • Si se tiene que preparar algo con aceite, utilice aceites de canola, oliva, maíz o cártamo en vez de manteca, mantequilla o margarina.
  • Sal
  • En vez de utilizar sal emplee ingredientes para sazonar como hierbas, especias, vinagre, jugo de limón, chile, ajo o cebolla como sustitutos.

Colesterol

  • Reduzca el consumo de alimentos altos en colesterol como son yema de huevo, mariscos, leche entera, pieles y cortes grasos de carne de res y de cerdo.

Aderezos

  • Si no le gusta comer la ensalada sola, puede preparar usted mismo un aderezo utilizando vinagres de sabor, jugo de limón, incluso jugos de frutas, miel, mostaza, algunas veces aceite de oliva (sin exagerar de este producto, máximo dos cucharaditas).

Postre

  • Coma  fruta como alternativa a los dulces.
  • Coma una ensalada de frutas en lugar de pasteles, pays, helados y galletas comerciales  que son ricos en grasa.

Fibra

  • Coma seis o más porciones diarias de alimentos de grano entero: pan integral, cereales naturales, arroz sin refinar o pasta de trigo integral.
  • Aumente su consumo de frutas y verduras, lo recomendable son cinco porciones diarias de diferentes colores ya que cada color proporciona vitaminas y minerales específicos, aproveche la gran variedad que existen en nuestro país.

Bookmark and Share

Deje un Comentario