Síndrome Coronario Agudo

Dra. Elsa Arrieta Maturino, Cardióloga Intervencionista

Durante los últimos años, el padecimiento conocido como Síndrome Coronario Agudo (SCA) se ha colocado como una de las principales epidemias para la población mexicana, ya que, según estadísticas de la Secretaría de Salud, éste cobra anualmente la vida de 40 mil personas en el país.

El SCA define a un conjunto de enfermedades de tipo cardiovascular que en términos generales consisten en la obstrucción de las arterias coronarias por placas de colesterol y calcio, situación que, en su fase de mayor gravedad, puede provocar la muerte de los tejidos cardiacos (infarto) al impedir el flujo normal de sangre y oxígeno.

Se estima que alrededor del 1% de la población, es decir, más de un millón de personas en México, sufre de este padecimiento en algún grado, debido a que los factores que lo desencadenan se presentan de manera común, tales como el sobrepeso, la obesidad, el tabaquismo, el colesterol elevado, la presión arterial elevada y el sedentarismo.

Tratamiento

Aun cuando una manera de prevenir infartos ocasionados por SCA sigue siendo un estilo de vida saludable, existen factores de riesgo, como la herencia genética, que pueden colocar a cualquier persona como víctima de este padecimiento, debido a que las placas de calcio en las arterias pueden iniciar su formación, de manera normal, desde los cinco años de edad.

No obstante, para las etapas en las que ya existe un eventual infarto, la ciencia médica ha diseñado procedimientos de revascularización, mediante los cuales se pretende despejar el flujo sanguíneo a través de intervenciones arteriales percutáneas.

Para estos procedimientos de revascularización se utilizan prótesis endovasculates metálicas llamadas Stents, que al introducirse en las paredes arteriales permiten mantener el flujo sanguíneo abierto, tanto en la fase inmediata a la intervención como en el largo plazo.

Nueva alternativa médica

La intervención arterial percutánea, también conocida como angioplastia, representa el inicio de una serie de cuidados médicos que el paciente debe mantener para evitar una trombosis en su prótesis endovascular, misma que podría derivar en un segundo infarto de consecuencias fatales.

Tal necesidad ha motivado el desarrollo de nuevos medicamentos antiplaquetarios, los cuales, como su nombre lo indica, buscan disminuir la posibilidad de una nueva obstrucción del segmento arterial sujero a intervención, mediante la inhibición de las placas sanguíneas.

Recientemente llegó a México un nuevo fármaco de la familia de los antiagregantes plaquetarios llamado PRASUGREL, el cual ha demostrado mayor eficacia en comparación con los medicamentos existentes de esta familia farmacológica.

Dicho medicamento ofrece una marcada reducción en el riesgo de muerte cardiovascular, infarto del miocardio y enfermedad vascular cerebral, tanto en el periodo inmediato al procedimiento como en la fase de mantenimiento.

A diferencia de los antiplaquetarios actualmente disponibles en el país, este es un nuevo fármaco comercializado por Eli Lilly, ha mostrado tener una inhibición de la agregación plaquetaria más rápida, más consistente y predecible.

Lo anterior permite asegurar que los pacientes con SCA, tratados con intervención coronaria percutánea, pueden tener una mayor protección contra nuevos eventos cardiovasculares que pongan en riesgo su vida.

Bookmark and Share

Deje un Comentario